suelta la necesidad de tener el control

SUELTA LA NECESIDAD DE TENER EL CONTROL

CONTROLAMOS PARA SENTIRNOS EN UN TERRITORIO SEGURO EN EL QUE NADA Y NADIE PUEDE HACERNOS DAÑO Y EN EL QUE SOMOS AMADOS Y ACEPTADOS. CONTROLAMOS PORQUE SOMOS INCAPACES DE CONFIAR Y PORQUE ESTAMOS MUERTOS DE MIEDO. NO CONFIAMOS PORQUE ESO ES MÁS FÁCIL QUE TRABAJAR EN NUESTRO PROPIO CRECIMIENTO PERSONAL.

Suelta la necesidad de tener el control, controlas de muchas maneras (algunas evidentes, otras sutiles) y lo haces porque desconoces tu poder interior. Necesitas sentir que tienes el control porque:

  • Tienes miedo de ver quién eres y qué hay dentro de ti
  • Desconfías de tu capacidad de salir adelante en los momentos difíciles
  • Desconfías de la vida y de los demás
  • Necesitas amor y atención
  • No sabes cómo o no quieres vivir la vida en este preciso instante (porque te duele o porque lo que hay no es suficiente)

Controlas cuando:

  • Quieres salvar a otros para que ellos te necesiten
  • Opinas sobre las decisiones de los demás
  • Criticas los comportamientos de otros
  • Desapruebas todo lo que no se acomoda a tu forma de ver el mundo
  • Haces favores esperando cariño y atención
  • Compras con regalos el amor de otros
  • Provees económicamente a cambio de que se haga tu voluntad

Si te notas actuando de alguna de estas maneras, detente y pregúntate por qué lo haces. No está mal querer ayudar u opinar si te lo piden pero ten claras tus motivaciones o el resultado será diferente al que esperabas. Si quieres que te valoren por lo que eres, si quieres afecto, respeto y atención, no manipules esos sentimientos en los otros, suelta el control:

1.- Deja de mentirte: Indaga en lo más profundo de ti qué esperas de los demás en tus relaciones o interacciones con ellos

2.- Pregúntate a qué le tienes miedo: Qué sería lo peor que podría pasar si no tienes el control de los otros

3.- Reconoce que es imposible controlar a los demás y cuando lo intentas puedes causar dolor, a ti y a ellos

4.- Deja a los demás cometer sus propios errores y tener su propia vida (aunque no te gusten sus decisiones)

5.- Enfócate en ti: Eres lo único que está bajo tu control. Acepta que los demás no piensan como tú.

No desperdicies tu fuerza interior en lo que no está a tu alcance y tampoco la cedas a los demás. Si descubres que alguien intenta controlarte, con amor y firmeza establece límites, no complazcas a otros para buscar su amor y aprobación. Tú eres único y mereces ser amado como eres, con tu particular forma de ver la vida y de vivirla.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Más contenido que puede interesarte

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Tu Carrito
    Tu carro esta VacioIr a inicio