No seas radical, busca el equilibrio

NO SEAS RADICAL, BUSCA EL EQUILIBRIO

LOS DEMÁS NO DEBERÍAN RESPONSABILIZARTE POR SUS EMOCIONES Y TU DEBERÍAS DEJAR DE CULPARLOS POR LO QUE SIENTES Y POR TUS COMPORTAMIENTOS FUERA DE CONTROL. CADA QUIEN AVANZA EN SU PROPIO CAMINO COMO QUIERE O PUEDE PERO NO OLVIDES QUE TIENES LA OPCIÓN DE LOGRAR LA MEJOR VERSIÓN DE TI, SI INTENTAS NO SER RADICAL.

No seas radical, busca el equilibrio; irte a los extremos es una tendencia natural pero es evitable si tu te das cuenta de tus reacciones. Hacer conciencia es un trabajo que cuesta porque requiere presencia mental constante y a veces duele pero que con mucho entrenamiento nos trae grandes resultados. Y cuando hablo de presencia mental me refiero a darte cuenta de si reaccionas yéndote a los extremos o si vives en alguno de ellos. Buscar el equilibrio, el punto medio no solamente es una muestra de respeto por los demás  sino que te ayuda a vivir en armonía.

Eres radical cuando:

1.- Tienes puntos de vista y posiciones inflexibles

2.- Te cuesta reconocer que te equivocas

3.- Te es difícil escuchar a quienes piensan diferente

4.- Tiendes a los excesos (en tus reacciones, tus hábitos, tus gastos o lo que consumes)

5.- Te rehúsas a hacer cambios que son necesarios

Puedes elegir seguir en esa zona de confort pero recuerda que cada acto tiene su respectiva consecuencia y la primera persona afectada eres tú. Y también es más fácil fijar e imponer nuestras posturas porque nos sentimos más seguros en el terreno que podemos controlar, siendo radical. Pero corre más riesgo de que se rompa aquello que no puede doblarse y si buscas el equilibrio tendrás más control del que imaginas.

Encuentras el equilibrio si:

1.- Reconoces el miedo que no te permite ceder cuando tienes diferencias con otros y eliges ser flexible.

2.- Renuncias a seguir sufriendo a causa de tus posturas rígidas y eliges tomar decisiones diferentes en los mismos escenarios en los que anteriormente eras radical.

3.- Sueltas la necesidad de controlar las situaciones o los resultados de tus decisiones.

4.- Das pequeños pasos enfocados en tu bienestar en vez de romper hábitos repentinamente.

5.- Observas con atención y respeto los puntos de vista que difieren de los tuyos. El equilibrio es el resultado de moverse gentilmente y poco a poco en el centro de dos fuerzas opuestas que te paralizan y te quiebran. Si ser radical no te deja ser feliz.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Más contenido que puede interesarte

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas Asesoria?