la paz es el resultado de tus pensamientos

LA PAZ ES EL RESULTADO DE TUS PENSAMIENTOS

LA PAZ ES TU ESTADO NATURAL, PUEDES RECUPERARLA CADA VEZ QUE TOMAS EL CONTROL DE TUS PENSAMIENTOS CARGADOS DE ODIO Y TE MIRAS CON BONDAD.

La paz es el resultado de tus pensamientos, de la manera en qué te ves a ti mismo y a los demás y del perdón. Puedes buscarla por siglos en otro lado y por otra vía y no la vas a encontrar. Porque no está afuera, la única manera de que la veas afuera es que la veas en ti también. No es algo que se da mágicamente con solo desearlo mientras te sientas a ver pasar a los demás y criticas sus errores. La paz empieza por ti y no la verás mientras albergues resentimientos y culpes a los demás de tus desgracias y tu infelicidad.

Así que deja de andar esperando que el mundo se acomode a tus deseos y haz algo por crear esa realidad que deseas. Pierdes tu paz cuando odias a cualquiera que no piense como tú, cuando las situaciones no son como quieres y cuando no puedes perdonar. Baja la guardia y compórtate con el mundo como quisieras que él se portara contigo, la paz como el amor son de doble vía. Da el primer paso, empieza por poner en práctica estos 5 Tips te ayudarán a alcanzar tu paz mental:

1.- Cambia tu manera de ver esa situación o persona que tanto te perturba: dale un giro, mírala desde otro punto, quítale la carga emocional y entiende el sufrimiento ajeno

2.- Siempre elige perdonar: y el perdón es entendimiento, empatía, comprensión e igualdad. Tú y yo nos equivocamos, tú y yo sufrimos, tú y yo podemos corregir. “El perdón es un regalo que te haces a ti mismo” dice Un Curso de Milagros.

3.- Busca todo lo bueno que hay en ti y compártelo con otros: Compartir tu alegría y tu generosidad es una forma de invitar al otro a que haga lo mismo que tú. Contagia a otros de lo bueno que hay en tu ser, conéctate con el amor en ti compartiéndolo.

4.- Desea la paz a todas las personas: a las que conoces y las que no, a las que necesitan tranquilidad. Desea paz al violento, al que sufre, al que maltrata, esa persona la necesita tanto o más que tú.

5.- Entrégate: a los que necesitan tu ayuda, a los solos, tristes y abatidos. Presta un servicio, se solidario por un día al menos, “dale la mano” a alguien que necesite ayuda, comparte lo mejor de ti.

Sabrás que lo has logrado porque experimentarás un sentimiento de entendimiento pleno por lo que antes te producía contrariedad. Todo lo que antes te causaba dolor y frustración deja de afectarte y los conflictos cada vez estarán más lejos de ti. No puedes esperar nada que no estés dispuesto a dar. La paz empieza por tus pensamientos y está dentro de ti.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Más contenido que puede interesarte

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Tu Carrito
    Tu carro esta VacioIr a inicio