CUIDADO CON LAS EXPECTATIVAS

CUIDADO CON LAS EXPECTATIVAS

ACEPTAR QUE NO VINIMOS A CUMPLIR LAS EXPECTATIVAS DE PERFECCIÓN DE LOS DEMÁS NI ELLOS A CUMPLIR LAS NUESTRAS NOS EVITA MUCHAS DECEPCIONES. NOS EVITA TAMBIÉN SENTIRNOS CULPABLES DE LA INFELICIDAD DE OTRA PERSONA, QUIEN ASUME EL PAPEL DE VÍCTIMA CUANDO NO SE SIENTE COMPLACIDA POR NUESTRAS ACCIONES O VICEVERSA.

Cuidado con las expectativas, las nuestras y las de los demás, se disfrazan de falsos objetivos de realización pero esconden un ideal de perfección inalcanzable. Un ideal que al no cumplirse termina decepcionándonos o decepcionando a los demás y dejándonos con sentimiento de culpa y muchos reproches de por medio. El papel de víctima sale a la luz cuando las personas que queremos o que nos quieren no hacen, no deciden o se comportan como no queremos. Y salir de ese estado emocional no es fácil porque requiere: darnos cuenta de que estamos actuando como víctimas, ofrecer excusas y hacer cambios. Tres tareas que le disgustan mucho a nuestro ego.

Cuidado entonces también con caer en el victimismo. Porque si realmente alguien ha hecho algo que te causo daño, lo mejor que puedes hacer por ti es salir de ese lugar. Quedarte sufriendo es tu elección, una que haces en contra de tu felicidad, no a favor, recupérate lo más pronto que puedas ¡sal de ahí¡. Y si lo que te causa dolor es que alguien que quieres no cumple tus expectativas, cambia de expectativas si realmente quieres a esa persona.

Puedes darte cuenta de que asumes el papel de víctima cuando:

1.- Todo lo que hacen, dicen y deciden los demás te lo tomas personal, o sea, crees que lo hacen para molestarte.

2.- Revives los recuerdos que te causan dolor para reforzar tu condición, no para sanarlos.

3.- Te rehúsas a perdonar.

4.- Provocas situaciones en las que los más probable es que salgas herido.

5.- Repites historias que te causan infelicidad.

¿Cómo sales de esa conducta insana emocionalmente? Con una buena dosis de buena voluntad de cambiar para empezar pero también podrías intentar estos tres tips:

1.-  Aceptar a los demás como son

2.-  Dejar de reabrir cicatrices emocionales y

3.-  Cerrar las heridas que aún están abiertas

Tú tienes la opción de dejar de sufrir, de dejar de ser la víctima. Sal victorioso de ese lugar que tanto te duele y mejor elige cambiar tu historia. Elige estar en paz, elige ser feliz y sirve de inspiración a otros con tu ejemplo.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Más contenido que puede interesarte

Comentarios

2 comentarios

  1. Excelente punto de referencia para entender y asentar q estamos equivocados con nuestras formas de pensar y hacer las cosas… muy buena reflexión ?

  2. Por qué la gente se aferra a que los demás sean perfectos, con una casa casi perfecta y así una familia casi perfecta y una vida casi perfecta?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Tu Carrito
    Tu carro esta VacioIr a inicio